Nuevos Datos Sobre La Calidad Del Agua Empoderan a Los Residentes Locales

Photo Credit: Hari Nandakumar

Los residentes de la isla de Hawái pueden enterarse por primera vez de lo que hay en el agua de sus playas favoritas.

HILO, HAWÁI – Enero 19, 2022 – Un nuevo conjunto de datos, hecho público este mes por Hawai’i Wai Ola, ofrece a los miembros de la comunidad acceso a datos de pruebas de calidad del agua de alta calidad y de código abierto que datan de junio de 2020.

Los voluntarios y los miembros de Hawai’i Wai Ola -un hui de la comunidad local fundado por Coral Reef Alliance (Alianza para los Arrecifes de Coral, CORAL) para mejorar la calidad del agua- han tomado muestras mensuales de la calidad del agua en lugares populares de la isla de Hawái, como la bahía de Kahalu’u, el Richardson Beach Park, el Carlsmith Beach Park, la playa de Puhi Bay, la playa de Reeds Bay y la playa de Moku Ola. El nuevo conjunto de datos incluye mediciones de estos lugares sobre el pH, la salinidad, la temperatura, la turbidez, los nutrientes y los niveles de enterococos, indicadores comúnmente utilizados de la contaminación por aguas residuales en los entornos oceánicos cercanos a la costa. 

«El hecho de que tengamos este conjunto de datos es increíblemente emocionante», dice Erica Pérez, gerente senior de programa de Coral Reef Alliance y miembro fundador de Hawai’i Wai Ola. «Se trata de lugares que no son analizados por el Departamento de Salud (DOH por sus siglas en inglés), por lo que es la primera vez que esta información se pone a disposición de la gente». 

Aunque el DOH realiza un seguimiento periódico de la calidad del agua en todo el estado, sus recursos son limitados y, por lo tanto, existen lagunas de conocimiento críticas en la información que recogen. 

«El DOH no puede tomar medidas para abordar la mala calidad del agua si no sabe cuándo es mala», dice Pérez. «El propósito de nuestro programa en Hawai’i Wai Ola es empoderar a las comunidades locales para que trabajen junto al DOH y ayuden a ampliar su comprensión de la calidad del agua del océano y a superar sus barreras en materia de recursos.»

Por ejemplo, estos nuevos datos muestran que varias playas han experimentado niveles de enterococos poco saludables durante el último año y medio. Richardson Beach Park midió 1119 UFC por 100 mL en agosto de 2020, es decir, casi nueve veces más que los niveles considerados saludables por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. El Departamento de Salud de Hawái emite una alerta para cualquier área que experimente niveles de 104 UFC por 100 mL o más en una sola muestra. 

Pero Pérez advierte que es importante no sacar conclusiones precipitadas cuando se observan datos puntuales como éste, y en cambio centrarse en el hecho de que la comunidad cercana a Richardson Beach Park puede ahora trabajar con el Departamento de Salud para identificar si hay un problema mayor y encontrar una solución. 

«Se trata de muestreos puntuales que se realizan una vez al mes, por lo que no dan necesariamente la información completa», dice Pérez. «Los niveles de enterococos pueden cambiar rápidamente en función de las mareas, las corrientes, los fenómenos meteorológicos, etc. Puede llover y los pozos negros pueden filtrarse a las aguas subterráneas y a la costa, y al día siguiente pueden desaparecer. Así que estos niveles no siempre son un indicador de un problema continuo». 

La hui está trabajando con la comunidad para asegurarse de que conocen este nuevo recurso y han compartido el conjunto de datos con el DOH para que puedan realizar un análisis más exhaustivo. Este nuevo conocimiento se incluirá en el informe bianual del DOH sobre la salud de las playas oceánicas, que utilizan para identificar áreas de preocupación y elaborar estrategias. 

Todo el programa y el hecho de que estos datos existan ahora pone de manifiesto el poder de las redes de ciencia ciudadana, dice Manuel Mejía, director regional de programa de Hawái de Coral Reef Alliance. Hawai’i Wai Ola y Coral Reef Alliance están trabajando para capacitar a los voluntarios de la comunidad para recoger muestras de la calidad del agua siguiendo los protocolos del DOH. Los voluntarios llevarán las muestras a un laboratorio de calidad del agua en Kona para su análisis. 

«No podemos gestionar lo que no podemos medir», dice Mejía. «Pero podemos dar a las comunidades las herramientas que necesitan para empezar a medir y abogar por una mejora de la calidad del agua que tanto se necesita en nuestras islas. Permitir que las comunidades locales se apropien más de sus recursos y tengan voz y voto sobre su utilización es de un valor incalculable.» 

El nuevo conjunto de datos puede consultarse en línea en hawaiiwaiola.com/data.  

Sobre Coral Reef Alliance:

Coral Reef Alliance (CORAL) se ha comprometido a salvar los arrecifes de coral del mundo. Esta organización sin fines de lucro trabaja a nivel local, regional y mundial para mantener saludables los arrecifes de coral, de modo que puedan adaptarse al cambio climático y sobrevivir para las generaciones venideras. Como una de las mayores ONG mundiales centradas exclusivamente en la protección de los arrecifes de coral, CORAL lleva casi 30 años utilizando la ciencia más avanzada y la participación de la comunidad para reducir las amenazas directas a los arrecifes y promover soluciones escalables y eficaces para su protección. Más información sobre su enfoque en coral.org

Contacto:

Marissa Stein, Directora Adjunta de Marketing

Coral Reef Alliance

mstein@coral.org

(510) 370-0502

Donar
Close flyout widget area

Ayuda a salvar los arrecifes de coral del mundo